Sitio en versión beta. Aún estamos haciendo algunos ajustes, por lo que nuestro sitio está en etapa de prueba.

Proyecto regional permitirá la producción y uso de plasma convaleciente para ayudar a pacientes con COVID-19

21 Julio 2020

Proyecto regional permitirá la producción y uso de plasma convaleciente para ayudar a pacientes con COVID-19

La iniciativa es posible gracias a los recursos aportados por el Gobierno Regional para apoyar la investigación y los procedimientos clínicos tendientes a hacer frente a esta pandemia.


Proyecto regional permitirá la producción y uso de plasma convaleciente para ayudar a pacientes con COVID-19


Este proyecto busca producir y usar plasma de pacientes recuperados de COVID-19 como tratamiento para pacientes enfermos de COVID-19. Con el propósito de desarrollar protocolos para el tratamiento de pacientes con COVID-19 en estado de gravedad en la región y debido a que no hay, a la fecha, tratamiento o vacunas para SARS-CoV-2, en nuestra ciudad se producirá y replicará el uso de Plasma Convaleciente para ayudar en la recuperación de personas que padecen la enfermedad. Este proyecto elaborado por un grupo de investigadores de la región y financiado por el Gobierno Regional, fue aprobado por el comité de ética de la Universidad de Chile.

El proyecto fue elaborado y será ejecutado por los doctores Rodrigo Muñoz (encargado) y Mónica Pinto, infectólogos del Hospital Clínico de Magallanes (HCM), Dr. Daniela Cardemil, Jefa del banco de sangre del HCM y Dr. Marcelo Navarrete, investigador del Centro Asistencial Docente y de Investigación de la UMAG (CADI) en conjunto con el Centro de Rehabilitación. Esta iniciativa de carácter social beneficiará directamente a la comunidad de Magallanes, por esto, el Gobierno Regional asignó de forma directa $93 millones de pesos con cargo al Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR). En este sentido, la gestión y articulación de los fondos realizada por el Intendente José Fernández, el Consejo Regional y la Seremi de Ciencia de la Macrozona Austral Pamela Santibáñez han sido fundamentales.

Este tratamiento que ya se aplica en varios países, consiste en realizar transfusiones de plasma de la sangre de personas ya recuperadas que hayan generado anticuerpos, a pacientes que se encuentren en estado de gravedad. De esta manera los anticuerpos “prestados” por otra persona pueden conferir inmunidad pasiva en los pacientes enfermos, acelerando su recuperación y evitando complicaciones fatales. El  uso de este tratamiento en pacientes críticos COVID-19 positivos fue aprobado recientemente por la FDA para su uso en el contexto de ensayos clínicos. Este tipo de inmunidad es de corto plazo (algunas semanas o meses).

Para ello, el equipo de investigadores, pre-seleccionará a los candidatos para ser donantes de plasma de acuerdo a una serie de características y medición cuantitativa de anticuerpos presentes, entre otros, lo cual se desarrollará en el CADI-UMAG. Luego se obtendrá sólo el plasma del paciente conforme a procedimientos y protocolos dentro del Hospital Clínico de Magallanes. Sobre los aspectos más operativos de este trabajo, la Dra. Mónica Pinto informó que esperan empezar la próxima semana con los pacientes que podrían calificar como donantes, a objeto de, posteriormente, extraerles las muestras y almacenarlas en el Banco de Sangre. “Sabemos que es un tratamiento seguro por lo tanto no estamos agregándole ningún riesgo a nuestros pacientes y sí un potencial beneficio. Nosotros ya contamos con todo el equipamiento y todo lo que necesitamos, que fue financiado por el Gobierno Regional”, agregó.

El Dr. Marcelo Navarrete, explicó que “lo importante en esto es identificar qué personas tienen una respuesta inmunológica potente que pudiese ayudar a otra, lo que se hace a través de exámenes de laboratorio donde se analizan los linfocitos y la presencia de anticuerpos que tienen que reunir ciertas características. Entonces, ese tipo de análisis, análisis linfocitario con citometría de flujo y análisis de anticuerpos, se hará acá en el CADI-UMAG”.

El prorrector de la UMAG, José Maripani, en tanto, afirmó que “este proyecto es muy importante para nosotros, porque nadie está libre de enfermarse y la verdad es que, en estos momentos, como no hay un medicamento que nos pueda ayudar, los únicos elementos con los que contamos sería un tratamiento y el plasma, como ya se ha abordado, es un tratamiento que, en muchos casos, ha demostrado ser muy efectivo y lo más importante es que, ahora, lo podremos producir aquí en la región”.

En ese contexto y tras esta fase previa de contacto y consentimiento por parte de los pacientes, dijo que la técnica no debería tomar tiempo en aplicarse. “Es algo bastante rápido. Por ejemplo, si tuviéramos nuestro primer donante el lunes, podríamos estar transfundiendo nuestro plasma el miércoles”, apuntó.

La Seremi de Ciencia de la Macrozona Austral, Pamela Santibáñez, indica que “nuevamente hago hincapié en lo importante de la colaboración, y de la articulación entre los distintos actores por el bien de la Región de Magallanes, es necesario acostumbrarnos a construir en conjunto dentro de nuestras competencias para un bien común. Una vez se aprobó el proyecto por el comité de Ética de la Universidad de Chile, el 24 de Abril, realizamos la articulación y coordinación para presentarlo ante el Intendente, Gobierno Regional y Consejo Regional, quienes entendiendo el impacto positivo en la salud de la comunidad de Magallanes aprobaron su financiamiento en menos de una semana. Además quiero destacar que este estudio clínico no es solo acerca de aplicar el plasma a pacientes graves con COVID-19 como tratamiento, sino que también se trata de poder generar, producir, y guardar el plasma en la Región y no depender a que desde otras regiones nos envíen o compartan plasma. Nuevamente, existen las capacidades dentro de la región para hacer este tipo de estudios clínicos y eso es esencial, sobre todo en zonas aisladas, nuevamente la ciencia al servicio de la comunidad gracias a la articulación con el Gobierno Regional". 

¿Cómo se colecta el plasma?
- Se toma una muestra de sangre y se analizan sus anticuerpos, el análisis se realiza en promedio en 75  minutos.
- Se recolectan alrededor de 200-600 ml solo de plasma, en aprox. 20 minutos.
- Luego del proceso, los donantes quedan en observación por unos minutos más.
- El plasma convaleciente COVID-19 solo se recolecta de individuos que cumplan con todos los requisitos de elegibilidad de donantes. Se realizarán todas las pruebas para donación de hemocomponentes.

¿Qué pasa con el plasma colectado?
- El hospital es el encargado de conservar el plasma.
- Es conservado a (-20 ºC) en congeladores especiales
- El plasma es administrado a pacientes COVID-19 que presenten una sintomatología grave.
- Se administran aproximadamente 200 ml de plasma a los pacientes.

¿Qué es el plasma?
El plasma es un líquido amarillento que se encuentra en la sangre. Constituye el 55%  del total de la sangre y se compone de proteínas, minerales y anticuerpos, estos últimos son los que se utilizan en el tratamiento de plasma convaleciente. Se obtiene mediante un proceso de centrifugación que permite separar el plasma de las células que componen la sangre. Cabe hacer notar que a los donantes no se les extrae sangre, solo plasma, proceso que toma alrededor de 20 minutos.