Sitio en versión beta. Aún estamos haciendo algunos ajustes, por lo que nuestro sitio está en etapa de prueba.

Avances frente a la crisis: Ventiladores mecánicos creados en Chile

Inicio  | Ventiladores mecánicosNoticias

VENTILADORES MECÁNICOS CREADOS EN CHILE

Actualmente, cuatro ventiladores han pasado exitosamente todas las etapas del proceso de validación definido en el Protocolo elaborado por SOCHIMI junto a la Sociedad de Anestesiología de Chile (SACH), la Sociedad Chilena de Medicina de Urgencia (SOCHIMU) y el Consejo Multidisciplinario de Facilitación de Gestión Crisis Covid-19. El proceso de próximo escalamiento de estos proyectos creados por universidades, empresas y organismos estatales que ya han sido validados está siendo apoyado por instituciones públicas y privadas: el Fondo de Adopción Tecnológica SiEmpre y Corfo ya comprometieron financiamiento para apoyar su proceso de producción.

Los ventiladores mecánicos de emergencia desarrollados en Chile por Asmar y la Universidad de Concepción y por las empresas Famae, Enaer y DTS -con el modelo Neyün- fueron los primeros equipos en completar con éxito todas las etapas del proceso de validación técnica establecido en la iniciativa Un Respiro para Chile, que impulsó el desarrollo local de estos equipos para apoyar el combate a la pandemia de Covid-19. Los dos equipos fueron presentados en el ministerio de Defensa por los ministros de Defensa, Alberto Espina; de Salud, Enrique Paris, y de Ciencia, Andrés Couve, quienes valoraron y reconocieron el trabajo colaborativo que hizo posible el avance de estos prototipos en un plazo de solo dos meses.

El ventilador mecánico invasivo de emergencia rápido y seguro (VEMERS) desarrollado en Ingeniería Mecánica y Metalúrgica de la Universidad Católica (UC) también completó exitosamente todas las etapas del proceso de validación técnica definido por SOCHIMI y otras dos sociedades médicas (SACH y SOCHIMU). La tecnología chilena desarrollada por la UC está diseñada a partir de piezas fáciles de encontrar en el comercio industrial, y su costo es diez veces menor que el de un computador de alta gama. Su fabricación permitirá sumar hasta 100 equipos para la atención de pacientes que requieran soporte ventilatorio en el país. Para ello, el equipo recibirá recursos tanto de Corfo como desde el sector privado a través de la plataforma de adopción tecnológica SiEmpre.

El cuarto ventilador que ya superó todas las pruebas establecidas en Un Respiro para Chile fue el equipo "Valdivia", creado en esa ciudad por la alianza entre las empresas locales Allware-Unmanned. En este caso, las pruebas con pacientes fueron hechas en el Hospital Regional de Concepción. Se trata de un ventilador neumático, que se conecta a la red de gases del hospital, por lo que podría funcionar perfectamente en una sala de UCI y no solo como un ventilador de emergencia. Este desarrollo se diferencia de otros al incorporar una unidad de respaldo de energía para funcionar en forma autónoma hasta por 13 horas. El equipo valdiviano recibirá 100 millones de pesos desde Corfo, que se suman a los ya otorgados en etapas previas, y que les servirán para desarrollar una línea de producción con miras a su comercialización en Chile y a nivel internacional.